Innovación abierta significa que las ideas valiosas pueden venir de dentro o fuera de la empresa y pueden ir al mercado desde dentro o fuera de la empresa también”

La innovación abierta es una estrategia por la cual las empresas colaboran con agentes externos a la organización para buscar nuevas ideas y procesos. Este tipo de innovación aprovecha los recursos externos para encontrar de forma más rápida y ágil nuevas y mejores soluciones a los problemas y retos corporativos.

Las empresas necesitan apertura para compartir los problemas de la organización y buscar soluciones colectivas, usando la inteligencia de la masa mediante el crowdsourcing (colaboración de la comunidad) y la innovación abierta.

El término ‘open innovation’ o innovación abierta en castellano, fue acuñado por Henry Chesbrough en 2003 en su publicación Open Innovation: The New Imperative for Creating and Profiting from Technology:  “Innovación abierta significa que las ideas valiosas pueden venir de dentro o fuera de la empresa y pueden ir al mercado desde dentro o fuera de la empresa también”

¿Cómo pueden las empresas beneficiarse del talento existente fuera de sus cuatro paredes?

  • A través de concursos de ideas
  • Mediante la incubación de start-ups,
  • Con proyectos de colaboración con universidades o, simplemente,
  • Solicitando ayuda a través de Internet

“Las empresas se benefician de las ideas de otros, y la sociedad se beneficia de la posibilidad de hacerse valer, aunque vivan en un lugar recóndito del mundo o no dispongan de los medios para estudiar en una gran universidad”, apuntaba James Gallman de General Electric en el Future Trends Forum sobre Tecnología y Desigualdad de la Fundación Innovación Bankinter. En el siguiente vídeo James Gallman explica un ejemplo de cómo empresas y trabajadores pueden aprovechar las grandes oportunidades que ofrece la tecnología y la innovación abierta.

La innovación abierta se ha visto favorecida en gran medida por la globalización y el desarrollo de las tecnologías de comunicación. Con un mundo que se desarrolla cada vez más rápido, cada vez es más difícil que las empresas en solitario puedan desarrollar tecnologías que no se queden obsoletas.

General Electric y su iniciativa Fuse es un buen ejemplo de empresa que ya está apostando por la innovación abierta. Como afirman en su Open Innovation Manifesto “creemos que es imposible que cualquier organización tenga todas las mejores ideas, y nos esforzamos por colaborar con expertos y empresarios de todo el mundo que comparten nuestra pasión por resolver algunas de las cuestiones más urgentes del mundo”

Lego también es conocida por abrirse al crowdsourcing convirtiendo las propuestas de los usuarios en productos reales mediante Lego Ideas.

Fuente: Blog FUNDACION BANKINTER.org.

Deje un comentario