Los ciberdelincuentes elaboran trampas cada vez más sofisticadas para engañar a los usuarios.  Recientemente ABANCA ha remitido a sus clientes un correo informativo relativo a los últimos casos que se han detectado en el sector recordado las medidas elementales a seguir para proteger tu información ante la recepción de un correo maliciosamente. La reproducimos En este post 

Los ciberdelincuentes elaboran trampas cada vez más sofisticadas para engañar a los usuarios. Ante los últimos casos que se han detectado en el sector, recuerda, por favor, que si recibes un email de ABANCA (o de cualquier otro banco):

  • Siempre te escribimos desde las mismas cuentas de correo. Aunque parezca que el remitente es ABANCA, comprueba que la dirección sea la que utilizamos habitualmente. En estas estafas, a menudo se utilizan direcciones extrañas o similares a la original.
     
  • Si en el correo se incluye un enlace, comprueba igualmente que la dirección de destino es la web de ABANCA (abanca.com) o nuestro blog (cuentasclaras.es). Si la dirección es diferente, ¡sospecha! Aunque estés viendo nuestra web, comprueba la dirección siempre, ¡a veces hacen imitaciones muy logradas!
     
  • Nunca te pediremos que nos envíes tus contraseñas, de ninguna forma, ni que las introduzcas en ninguna web: accede a tu banca electrónica siempre desde la web de ABANCA (abanca.com) y nunca directamente desde un correo electrónico.
     
  • Nunca descargues aplicaciones de ABANCA si no es desde las tiendas oficiales de Android o Apple. Los estafadores han llegado a hacer copias de las aplicaciones de algunos bancos para hacerse con las claves de los usuarios.

Los delincuentes son profesionales muy habilidosos, y aunque dedicamos muchos recursos y muchos esfuerzos para proteger tu dinero y tus datos, hay cosas que sólo tú puedes proteger. Estáte siempre alerta y, si tienes las más mínima duda, desconfía.

¿Quieres ver un ejemplo de uno de estos correos maliciosos? 
 

Si quieres saber cómo detectarlos, sigue leyendo. Además, comparamos un email fraudulento con uno real para que sepas en qué debes fijarte.

Formas de detectar correos electrónicos maliciosos

1. La dirección de email del remitente no coincide con la de la empresa

Debes comprobar la dirección desde la que se ha enviado el correo. En ABANCA siempre lo hacemos desde cuentas de correo terminadas en @abanca.com. En estas estafas, lo habitual es que se utilicen direcciones extrañas o similares a la original.

2. Hay faltas de ortografía o errores de redacción

Si recibes un email lleno de faltas de ortografía y concordancia, es muy posible que se trate de un intento de phishing. Esto ocurre porque los delincuentes traducen los correos con programas automáticos.

3. El email solicita información personal

El objetivo de los correos maliciosos es robarnos nuestros datos personales. Y para obtenerlos normalmente te pedirán que verifiques una cuenta, que actualices tu información o tu número de cuenta, entre otros.

Nunca pediremos que nos envíes tus contraseñas ni tu número de cuenta o tarjeta, de ninguna forma, ni que las introduzcas en ninguna web. Y para acceder a tu banca electrónica hazlo siempre desde la web de ABANCA (abanca.com), y nunca directamente desde un correo electrónico. 

Si en el correo se incluye un enlace, comprueba minuciosamente que la dirección de destino es la web de ABANCA (abanca.com) o nuestro blog (cuentasclaras.es). Y si la dirección es diferente, ¡sospecha! Aunque estés viendo nuestra web, siempre comprueba la dirección, ¡a veces hacen imitaciones muy logradas!

4. Descarga nuestra apliación desde tiendas oficiales

Nunca descargues aplicaciones de ABANCA si no es desde la tienda oficial de Android (Google Play Store) o de Apple (App Store). Los estafadores han llegado a hacer copias de las aplicaciones de algunos bancos para hacerse con las claves de los usuarios.

Diferencias entre un email falso y uno verdadero

Un email falso:

 

Ejemplo de un email malicioso

Y un email verdadero:

Ejemplo de un email legítimo

Observa también esta imitación de la entrada a nuestra banca electrónica. El aspecto es muy realista pero, si te fijas con atención, la dirección de la barra de navegación no se corresponde con la dirección real: bancaelectronica.abanca.com. 

Ejemplo de una banca electrónica falsa

Fuente: ABANCA.   www.cuentas claras.es/tecnologia

 

Deje un comentario