A todos nos gusta considerarnos inteligentes, pero la inteligencia pura no lo es todo. Cuando nos atascamos en un problema, en ciertas ocasiones es porque lo estamos pensando demasiado. Presta atención a cuando tupensamiento es recurrenteporque éste no te va a llevar a ningún lado; quizás se haya convertido en una obsesión que tiene siempre las mismas respuestas en tu interior

Consideraentonces estas recomendaciones:

-¿Hay algo distinto que puedas hacer puedas hacer? ¿Puedes llevar a cabo otra estrategia o implementar una solución diferente a las que has estado haciendo, pero no que no han sidoresolutivas? Es mucho más probable que probando una nueva estrategia o intercambiando opiniones con otras personas tengas más éxitoque si sigues pensando el problema en bucle.

-Haz descansos para que tu cerebro se relaje y se evada.

-También es bueno que te enfoques en mejorar habilidadespara alcanzar nuevas perspectivas y generar nuevas ideas.

-No seas alguien que ve todos los problemas como un clavo porque su única herramienta sea un martillo.

-Cuando te encuentres rumiando el problema en tu cabeza, interrúmpete haciendo unos minutos de descanso o cambia a una actividad más absorbente, como realizar un rompecabezas. Esta puede ser una forma sorprendentemente efectiva de romper tu cerebro de una rutina.

Fuente: Adaptado de “5 Ways Smart People Sabotage Their Success,” by Alice Boyes. Harvard Bussines Review

Deje un comentario