El Congreso de los Diputados ha aprobado el 3 de noviembre el proyecto de ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, más conocida como la ley de start up. El texto incluye importantes modificaciones en las leyes tributarias para desarrollar un con junto de incentivos fiscales sobre las necesidades específicas de este tipo de empresas. El beneficio más conocido es la adaptación de algo que ya es realidad en otros países del ámbito europeo. La ley suaviza la tributación inicial de las empresas emergentes, reduciendo el tipo del Impuesto de Sociedades del actual 25% al 15%, durante un máximo de cuatro años. Sin embargo, las medidas abarcan mucho más.

Para conocer un resumen de las ayudas fiscales y como acceder a ellas, accede al Memorandum que hemos confeccionado a través de este enlace

Deje un comentario