El marketing de reputación es indispensable en el mundo de digital de hoy en día. Una empresa que tiene una buena imagen a nivel general entre sus consumidores va a ser, por lo general, más exitosa que su competencia. Esto es así debido a la idea que tienen los clientes en su mente sobre los productos o servicios que ofrece una marca en particular.

Un buen marketing de reputación es capaz de ofrecer muchos beneficios no solo a la empresa, sino también a un número muy grande de clientes. La relación entre ellos aumenta, así como el interés de los usuarios por la marca. De igual forma, fortalece la licencia social del negocio.

Y es que una buena reputación puede ser un salvavidas muy importante cuando lleguen momentos de crisis dentro de la organización. Uno de los grandes objetivos de las empresas es lograr conseguir un buen marketing de reputación que les permita ubicarse de buena forma en la mente de las personas.

La confianza y el reconocimiento que las marcas generan en línea son elementos vitales del marketing digital. No importa si una empresa tiene mucho tiempo en el mercado o es de reciente data, la reputación es un punto clave para buscar estrategias que se traduzcan en el aumento de la base de clientes.

En qué consiste el marketing de reputación

El marketing de reputación se conoce como el conjunto de acciones destinadas o enfocadas a cumplir o exceder las expectativas de los clientes. En otras palabras, son las técnicas empleadas en desarrollar y mantener una buena reputación y se puede conseguir con acciones pequeñas como entablar una buena conversación o satisfacer necesidades.

Entre los puntos más importantes que ofrece un buen marketing de reputación está el de otorgarle un valor agregado a una compañía. Y es que los grupos de interés están muy interesados en invertir tiempo y dinero en empresas donde se los considere parte del entorno de la misma. También es clave porque la reputación otorga una transparencia a la marca que no puede ser ganada de ninguna otra manera.

Beneficios del marketing de reputación

Es muy común ver empresas como Google o cómo Apple gana en seguidores en las redes sociales y aumentan sus ventas a niveles nunca antes vistos. La reputación juega un papel clave en que esto sea así y no debe pasarse por alto si se quiere tener una empresa exitosa. El marketing de reputación permite a una marca ser más rentable y atractiva.

Esto es así debido a que son los mismos clientes quienes comienzan a recomendar una marca en particular, según su propia experiencia. Esta es una publicidad totalmente orgánica que permite atraer nuevos clientes sin la necesidad de invertir un solo euro. Otros de los beneficios puntuales del marketing de reputación son:

  •  Las empresas con buena reputación tienen más oportunidad de centrarse en el crecimiento de la misma y en la innovación de nuevos productos y servicios.
  • Una marca con un buen marketing de reputación tiende a atraer y mantener a los mejores talentos humanos dentro de su organización.
  • Las nuevas generaciones buscan empresas con buen posicionamiento SEO, SEM y de reputación para poder ejercer sus profesiones.
  • La buena reputación permite a las organizaciones escuchar activamente a las audiencias para innovar y aprovechar mejor sus ventanas de oportunidad.
  • Las métricas en todos los niveles aumentan progresivamente en una empresa con una buena reputación.
  • Las acciones en la bolsa de valores crecen en empresas con un buen marketing de reputación. Por ende, son cada vez más valiosas en el mercado.

Pasos para tener un buen marketing de reputación

Existen actualmente 8 maneras efectivas de tener una buena estrategia de reputación en la empresa que darán sin dudas resultados positivos. Lograr estar en la mente de los clientes es importante y los siguientes pasos son fundamentales para alcanzar este objetivo.

1.- Contenido de auditoria

Las auditorías y los inventarios son una forma de generar buena reputación. Y es que hacer un análisis del contenido que ofrece una marca es clave, sobre todo lo que comunica y cómo lo hace. En este punto, todo está estrechamente relacionado con la misión, visión y objetivos del negocio.

Los comentarios que se dejan en las redes sociales, blogs o página web deben ser revisados constantemente para conocer las necesidad de la audiencia. Entre las mejores empresas que tienen una buena reputación están Coca Cola, Amazon y Apple.

2.- Seguimiento de conversaciones

Una vez que se ha hecho contacto entre la empresa y el cliente, este último tiene una postura definida sobre la misma que puede ser positiva o negativa. Hacer un seguimiento de las conversaciones que se tienen con los distintos clientes es vital para no solo conocer a la audiencia, sino para saber cómo satisfacer sus necesidades más inmediatas.

3.- Plan de comunicación: marketing de reputación

Se debe contar con un plan de comunicación acorde que permita de una forma clara y concisa tener una retroalimentación constante entre la empresa y el cliente.

Los equipos de marketing deben inmiscuirse fuertemente en este punto para alcanzar todos los objetivos. Y es que al igual que una estrategia de contenidos para lograr un buen marketing de reputación se debe tener alguien que mida, organice y cultive la misma.

4.- Los equipos internos de la empresa

Todas las partes que conforman a una empresa deben conocer cual es la misión, la visión y los objetivos de la misma. También deben conocer cuál es el rol que juega cada individuo dentro de la organización. Esto es muy importante para que toda la estructura trabaje de forma muy aceitada.

Conocer la reputación de una organización va a servir para valorarla más y tenerla siempre presente en cualquier ámbito.

La comunicación es clave porque es esta la que va a poner al alcance del cliente a la marca. Un buen ejemplo de esto son las organizaciones benéficas que trabajan con un equipo de voluntarios que saben muy bien su rol dentro de la misma.

5.- Otorgarle poder a la empresa

Aquí es clave que el cliente esté complacido con el producto o el servicio ofrecido por la marca. De esta forma, se va a poder transmitir un mensaje positivo por parte de la persona. Un buen marketing de reputación es aquel que se nutre de los comentarios de los clientes.

Por ejemplo, se puede hablar de empresas que mandan un mensaje a sus seguidores sobre el medio ambiente y su cuidado. Estas son ideas que son bien vistas y que generan empatía en muchas personas que incluso terminan por diseminar aún más el mensaje.

6.- Ser claro en el mensaje

Si una marca no se expresa de forma clara puede confundir a sus clientes potenciales. Esto puede ser considerado como una mala experiencia para alguien que buscaba otro tipo de producto o servicio.

Si se cuida del mensaje y el Branded Content, se va a beneficiar mucho la empresa porque será más fácil llegar a quienes valoran y califican a la misma. Un ejemplo de esto puede ser mostrar cómo se producen los productos favoritos de los clientes.

7.- Ser amable en el mensaje: marketing de reputación

Es muy recomendable aplicar esta estrategia, ya que va a beneficiar y mucho a la marca. En este punto no se busca pelear con las personas, sino enviarles un mensaje cargado de los valores de la empresa. Esto la posiciona muy bien en la mente de los consumidores.

8.- Una identidad accesible

Aunque se debe mantener cierto tono en el mensaje, es importante no mostrarse tan alejado de las personas, sino más bien cercano. Siempre estar disponible para compartir un momento con el cliente es fundamental, sobre todo en las redes sociales. Estas han permitido acercar y mucho a las marcas con los clientes, así que es una buena forma de tener un buen marketing de reputación.

Inspirar confianza es clave porque permite la facilidad en la comunicación entre las partes. Se pueden usar hashtags personalizados para acercarse más al usuario final. Estar en las tendencias es otra buena manera de darse a conocer como una marca con buena reputación online.

El marketing de reputación: pasado, presente y futuro

La reputación de una marca se trata de una expectativa a futuro basada solo en las experiencias pasadas. Esto significa que cualquier tipo de experiencia que haya tenido una persona con una marca es fundamental. Hay muchas otras dimensiones que se deben considerar para tener una buena reputación y esas son las siguientes:

  • Innovación.
  • Oferta.
  • Finanzas.
  • Liderazgo.
  • Responsabilidad social.
  • Ambiente laboral.
  • Ética.

Un marketing de reputación positivo se va a conseguir en parte con un buen uso de marketing de contenidos. Tener calidad en los mismos va a generar interés en las personas y por ende las ventas aumentarán, la visibilidad y otras métricas importantes. La reputación de una marca se gana con el tiempo y es un proceso de medio a largo plazo.

Deje un comentario