La innovación ha sido un tema candente durante las últimas décadas. Las empresas de todo el mundo han integrado la innovación en sus estrategias generales y campañas de marketing. Las naciones y las regiones han lanzado iniciativas de innovación en un intento de atraer a esas empresas y a sus empleos bien remunerados. Pero, como he aprendido durante mi larga carrera, la gestión de iniciativas de innovación es en realidad bastante difícil, mucho más difícil de lo que puede parecer al principio.

Todo están de acuerdo en que toda cultura innovadora conlleva cinco comportamientos clave: la tolerancia al fracaso, la voluntad de experimentar, la seguridad psicológica, la colaboración y la no jerarquización. "Pero a pesar del hecho de que las culturas innovadoras son deseables y que la mayoría de los líderes afirman entender lo que implican, son difíciles de crear y sostener. Esto es desconcertante.  ¿Cómo pueden las prácticas aparentemente tan universalmente amadas -incluso divertidas- ser tan difíciles de implementar?"

La razón, responde Pisano, es que estos comportamientos tan deseados son sólo un lado de la moneda, que debe tener contrapeso con otros comportamientos más duros. A la gente le encanta resolver problemas que parecen imposibles y crear algo cualitativamente diferente a todo lo anterior. Pero raramente se desempeñarán en los niveles necesarios si están relajados y contentos. De hecho, la verdadera innovación no es tan divertida. Para descubrir que se necesita algo más para lograr una verdadera innovación, debes sentir el estrés que se siente cuando sabes que lo que estás haciendo es absolutamente crucial. Al final, la necesidad es la madre de la verdadera innovación.

“Las culturas innovadoras son paradójicas. A menos que las tensiones creadas por esta paradoja se manejen con cuidado, los intentos de crear una cultura innovadora fracasarán."

Cada uno de los cinco comportamientos de innovación debe contrarrestarse con un comportamiento más duro necesario para que todo funcione.

5 comportamientos clave para una cultura innovadora

1. Tolerancia al fracaso, pero con intolerancia por la incompetencia. 

"Dado que la innovación implica la exploración de terrenos inciertos y desconocidos, no es sorprendente que una tolerancia al fracaso sea una característica importante de las culturas innovadoras...  Sin embargo, por su enfoque en la tolerancia al fracaso, las organizaciones innovadoras son intolerantes a la incompetencia. "

2. Disposición a experimentar, pero altamente disciplinado. 

"Las organizaciones que abrazan la experimentación se sienten cómodas con incertidumbre y ambigüedad... Experimentan para aprender en lugar de producir un producto o servicio inmediatamente comercializable ".

3. Psicológicamente seguro, pero brutalmente sincero. 

"La seguridad psicológica es un clima organizacional en el que las personas sienten que pueden hablar de manera sincera y abiertamente sobre los problemas sin temor a represalias".

4. Colaboración, pero con responsabilidad individual.  

"Las personas que trabajan en una cultura colaborativa ven buscando la ayuda de sus colegas de forma natural, independientemente de si dicha ayuda está dentro de las tareas formales de sus colegas".

5. Liderazgo plano pero fuerte. 

"En las organizaciones culturalmente planas, a las personas se les da una amplia latitud para tomar medidas, tomar decisiones y expresar sus opiniones.  La deferencia se concede sobre la base de la competencia, no del título. "

Este contrapeso de fuerzas hará exitosa la cultura de innovación en cualquier organización.

Fuente: innomagazine BANKINTER 

AutorIrving Wladawsky-Berger . Presidente emérito en Academia de tecnología IBM

Deje un comentario