2020 ha sido un año atípico. La alerta sanitaria mundial provocada por la expansión del COVID-19 y la consecuente declaración del estado de alarma en España en marzo de 2020 llevaron a una vorágine legislativa sin precedentes. En este contexto, las empresas se encuentran inmersas en un escenario incierto en el que la toma de decisiones juega un papel clave para la viabilidad futura del negocio. Ahora que este convulso 2020 está tocando a su fin, hacemos balance y repasamos las cuestiones legales más relevantes del año, desde todos los ángulos del derecho de los negocios, al tiempo que miramos hacia 2021, apuntando las tendencias a tener en cuenta en el nuevo ejercicio.

En esta primera entrega abordaremos los ámbitos MERCANTIL y TRIBUTRIO

MERCANTIL

¿Cuáles han sido los principales hitos de 2020?

Toda la actividad legislativa del año 2020 ha estado dominada por la normativa aprobada como consecuencia de la declaración del estado de alarma y las medidas frente al COVID-19. En este terreno destacan las medidas tomadas en materia de retraso de plazos para formulación y aprobación de cuentas anuales o la posibilidad de celebrar juntas telemáticas. También se ha suspendido el régimen de liberalización de inversiones extranjeras directas, se han adoptado medidas en relación con el reparto de dividendos en caso de acogimiento a los ERTE o se ha aprobado el acceso a las líneas ICO, entre otras muchas medidas, muchas de ellas contempladas en los reales decretos-leyes 8/2020, 11/2020 y 18/2020, principalmente.

Fuera de las normas aprobadas en materia de crisis sanitaria/económica cabría destacar dos:

  • La modificación de la legislación sobre la cadena alimentaria, realizada con carácter de urgencia mediante el RD-ley 5/2020; y
  • La reforma del Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas.

¿Qué se espera para 2021?

2021 va a ser el año de la sostenibilidad y de las fusiones de bancos.

Se ha publicado recientemente una Consulta de la Comisión Europea sobre gobierno corporativo sostenible. Los objetivos que se persiguen son:

  • reforzar el papel de los administradores en el cumplimiento del interés a largo plazo de la empresa;
  • mejorar la responsabilidad de los administradores para integrar la sostenibilidad en la estrategia corporativa y la toma de decisiones; y
  • promover prácticas de gobierno corporativo que contribuyan a la sostenibilidad de la empresa (por ejemplo, en el área de la remuneración del consejo, composición del consejo e involucración de los stakeholders).

En España está pendiente de aprobación el proyecto de ley de implicación a largo plazo de los accionistas.

También se prevé la aprobación de una nueva Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo.

La CNMV está trabajando en una nueva Ley de Mercado de Capitales.

Por otra parte, no está claro si la distribución en España de los préstamos y subvenciones provenientes del Plan europeo de recuperación (Next Generation UE) puede traer cambios normativos en el área mercantil.

Fechas a marcar en el calendario

La única fecha cierta en materia mercantil a anotar ahora mismo en el calendario es que, en virtud del Real Decreto-ley 34/2020, de 17 de noviembre, de medidas urgentes de apoyo a la solvencia empresarial y al sector energético, y en materia tributaria, se ha aprobado la extensión hasta el 31 de diciembre de 2021 de la asistencia telemática a sesiones de algunos órganos sociales (definidas como todas las reguladas por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio), las sociedades civiles, las sociedades cooperativas, las asociaciones y las fundaciones. Además, 2021 es el año en el que las sociedades cotizadas van a tener que remitir sus informes financieros y cuentas bajo ese nuevo formato y sistema que cambia la práctica actual. También es el año en el que la exención de la obligación de elaborar el informe no financiero por tener menos de 500 empleados, pasa a ser de 250 empleados.

TRIBUTARIO

¿Cuáles han sido los principales hitos de 2020?

En el ámbito tributario, cabe destacar la proliferación normativa del año 2020. Aunque buena parte de las nuevas normas de este año han estado relacionadas con el COVID-19 a nivel nacional, autonómico y local, también ha habido novedades al margen de la pandemia. Es el caso de la aprobación del impuesto sobre determinados servicios digitales y del impuesto sobre transacciones financieras. Y entre las relacionadas con el COVID-19, cabe destacar la reducción o anulación del IVA para el material sanitario y la posibilidad de realizar las actuaciones administrativas por vía telemática.

En los tribunales, cabría destacar algunas sentencias del Tribunal Constitucional, como la que ha declarado la inconstitucionalidad del Real Decreto Ley 2/2016, en relación con el pago fraccionado mínimo, en el marco del recurso contencioso-administrativo interpuesto por un cliente de Garrigues; o la inconstitucionalidad del impuesto nuclear de Castilla y León. También el Tribunal Supremo ha resuelto cuestiones relevantes como la limitación a la interpretación dinámica de los convenios para evitar la doble imposición en las sentencias  Stryker y Colgate; la limitación del alcance del concepto de ajuar doméstico a efectos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones; la posibilidad de aplicar la reducción por arrendamientos de vivienda en el IRPF sobre rentas no declaradas; o diversas sentencias que determinan que la prueba de que las dietas se pagan por la realización de la actividad corresponde al empleador y no al empleado. A estas decisiones se suman otras sentencias y resoluciones relevantes; la aplicación de la exención en el IRPF en los despidos de altos directivos y no solo en el desistimiento; la resolución del TEAC según la cual las costas judiciales solo tributan en el IRPF por el importe neto, tras reducirlas en los gastos de defensa; o el reconocimiento de la exención por trabajos en el extranjero a los administradores.

¿Qué se espera para 2021?

Y de cara al nuevo año, conviene estar preparado para las novedades más relevantes a la vista, tanto desde el punto de vista legislativo como desde el judicial. Es el caso de las subidas en el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio o la reducción de la exención por dividendos y rentas derivadas de la transmisión de participaciones en la Ley de Presupuestos Generales del Estado; las posibles sentencias del TJUE y del Tribunal Supremo en relación con el Modelo 720; el análisis de una potencial armonización fiscal de los impuestos cedidos a las comunidades autónomas; la introducción del “valor de referencia” a efectos de ITPyAJD y del Impuesto sobre Sucesiones en el  Proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal; el nuevo Impuesto sobre envases de plástico de un solo uso previsto en el Anteproyecto de Ley de Residuos para impulsar una economía circular, mejorar la gestión de residuos en España y luchar contra la contaminación; la trasposición de las directivas DAC6 y ATAD 2; y la sentencia del TJUE sobre la compatibilidad del Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica con el Derecho de la Unión.

Además, las empresas deben apuntar en sus agendas la primera liquidación del Impuesto sobre Transacciones Financieras, en enero de 2021, y la primera liquidación del Impuesto sobre Servicios Digitales, en el primer trimestre de 2021.

(Continuará)

Fuente: Garrigues.com

Deje un comentario