Subidas de impuestos, limitaciones al precio del alquiler, aumento del SMI y derogación de la reforma laboral. Son los puntos clave del programa con el que aspiran a gobernar Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

PSOE y Unidas Podemos hicieron público en Nochevieja un documento de cincuenta páginas que resume su ideario político, social y económico. Es la espina dorsal de la que será su acción política en esta legislatura, siempre y cuando puedan hacer valer en el Congreso de los Diputados la muy exigua y débil mayoría con la que fue ayer investido Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

El programa, que no va acompañado de memoria económica, esboza una política económica muy influenciada por los postulados que defiende la formación liderada por Pablo Iglesias. Entre sus claves principales en materia económica se encuentran el incremento generalizado de los impuestos y la derogación completa de la reforma laboral.

  • Fiscalidad

El programa del Gobierno de coalición para esta legislatura prevé una subida generalizada y masiva de la tributación. Sánchez e Iglesias han pactado un alza del IRPF de dos puntos porcentuales para las rentas superiores a los 130.000 euros y de cuatro puntos para la parte que exce-da de 300.000 euros. En la ac-tualidad, el marginal máximo de IRPF –incluidos el tramo estatal y el autonómico– se sitúa en el 48%. Este porcentaje avanzará hasta el umbral del 50%-52% si PSOE y Unidas Podemos ponen en marcha estos incrementos. El nuevo Gobierno también penalizará las rentas del capital superio-res a los 130.000 euros.

El futuro Gobierno progresista también penalizará las rentas de capital superiores a 140.000 euros con un alza de cuatro puntos porcentuales. Actualmente, el tipo máximo de tributación para este tipo de rentas se encuentra situado en el 23% y, con la reforma pre-vista, se elevará hasta el 27%.

El programa de gobierno pactado entre socialistas y morados también prevé “revisar” el régimen fiscal de cooperativas y sociedades laborales “para recuperar la eficacia tributaria en el fomento de este tipo de empresas”. Y, además, se compromete a reformar el régimen jurídico y fiscal de las Socimi, “aplicando un tipo de gravamen del 15% sobre los beneficios no dibuidos”. También verán au-mentada la factura fiscal las empresas, con un gravamen del 5% de los dividendos y un tipo mínimo del 15%, del 18% para bancos y petroleras, y se pondrán en marcha las controvertidas tasas Google y Tobin. Como contrapartida, el Ejecutivo de coalición pro-pondrá reducir del 25% al 23% el gravamen que pesa sobre las pymes que facturen menos de un millón de euros y bajar el IVA a los productos de higiene femenina y a los veterinarios.

Para luchar contra el frau-de, PSOE y Podemos quieren aprobar una Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal y el Ejecutivo elaborará “una Estrategia nacional contra el fraude fiscal”.

  • Salario Mínimo Interpro-fesional (SMI)

El nuevo Ejecutivo pretende elevar el Salario Mínimo Interprofesional hasta que llegue al entorno de los 1.200 euros al mes (el 60% del salario medio en España), “tal y como recomienda la Carta Social Europea”, aunque haciendo caso omiso de los expertos que alertan de que una subida del SMI de este calibre tendrá un efecto perjudicial en el actual contexto de frenazo en la creación de empleo.

El acuerdo también señala que “se convocará la mesa del Diálogo Social al objeto de promover un acuerdo que será la base para la propuesta del Gobierno [en relación a la su-ida del SMI]. Añade que “se creará una Comisión asesora del Ministerio de Trabajo y a disposición del Diálogo Social, compuesta por profesionales de reconocido prestigio, acadé-micos y representantes de losindicatos y empresarios, que estudiará la evolución del SMI”.

  • Empleo

Derogación completa de la reforma laboral. Es-ta es otra de las grandes cesiones que Pablo Iglesias ha arrancado a Pedro Sánchez; los socialistas no buscaban una derogación completa de la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy, sino de sus aspectos “más lesivos”. De hecho, y a pesar de lo incluido en el acuerdo, desde el PSOE han tratado de reducir la contundencia de las próximas reformas.

Lo que reza el programa del Gobierno de coalición., en concreto es que, “recuperaremos los derechos laboralesrrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos”.

Entre las medidas que se pondrán en marcha con carácter urgente, el documento destaca que se derogará la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad. Se derogarán también “las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo” y, además, el nuevo Gobierno se compromete adejar sin valor la prioridad de los convenios de empresa so-bre los sectoriales.

  • Vivienda

En materia de vivienda, destaca la puesta en marcha de medidas para limi-tar el alza de los precios del alquiler. En concreto, el documento habla de aprobar “las medidas normativas necesa-rias para poner techo a las subidas abusivas de precios de alquiler en determinadas zonas de mercado tensionado”. Además, los socios del nuevo Ejecutivo quieren fomentar “el alquiler social para las per-sonas que, tras haber cedido o perdido en ejecución hipotecaria su vivienda única y habitual, no dispongan de alterna-tiva habitacional”. El documento añade que “se estudiarán obligaciones adicionales para los grandes tenedores de vivienda”, sin especificar más.

  • Pensiones

La lista de propósitos rubricado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias reafirma los postulados de ambos socios de Gobierno para blindar por ley la revalorización de las pensiones teniendo en cuenta únicamente el incremento del coste de la vida (el IPC); se suprimirían así definitivamente el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización introducidos por los Gobiernos de Rajoy. Socialistas y morados desoyen, de esta manera, las advertencias de expertos y organismos de que el sistema públicos de pensiones no aguantará un aumento del gasto de este nivel.

  • Medio Ambiente y “Economía Circular”

Las políticas medioambientales ocupa-rán igualmente un lugar des-tacado en la acción política del Ejecutivo Sánchez-Iglesias. Su objetivo es poner en marcha una “estrategia de transición justa al nuevo modelo energético”. Para ello, el programa pactado entre ambos líderes prevé la puesta en marcha de acciones urgentes para las comarcas afectadas por el cierre de centrales de carbón y centrales nucleares con calendario conocido, “de manera que se definan escenarios estables, predecibles y competitivos”.

Entre los planes del nuevo Gobierno se encuentra tam-bién aprobar una serie de medidas que impulsen la llamada Economía Circular. Para ello, el documento asegura que se impulsará una Ley de plásticos de un solo uso para alcanzar “residuo cero” en 2050. De la misma manera, se regulará y se fomentará el autoconsumo; socialistas y morados se comprometen a simplificar “los trámites administrativos y técnicos para autoconsumir sin cargos”. Además, se plantea la creación de un Fondo de Compensación de Daños Medioambientales, que se conformará a partir de los recargos en las pólizas de seguro obligatorias a los operadores que realicen ciertas actividades económicas susceptibles de ocasionar daños al Medio Ambiente.

Fuente: Expansión

Deje un comentario