Será verdad que lo que piensas y sientes lo atraes irremediablemente a tu vida?

Nuestra personalidad y la realidad en la que vivimos se han ido construyendo en función de cómo pensamos, actuamos y sentimos. Vivimos en general dirigidos por unos pensamientos, emociones y hábitos que funcionan a modo de programas informáticos instalados en nuestro subconsciente. 

¿Cuántas veces has sentido que ya no puedes cambiar? ¿cuántas veces has escuchado a personas cercanas decir “yo soy así”? ¿Cuántas veces te has sentido víctima de tus propios pensamientos? Algunos autores nos recuerdan a lo largo de la historia que: “Nos convertimos en aquello que más pensamos.” Hoy nuestra recomendación es que tengas cuidado con lo que piensas porque se  puede cumplir.

La ciencia nos ayuda a descubrir que es posible cambiar, si sabemos cómo. Casi nadie puede decir qué piensa y actúa igual a lo largo de toda su vida.

Quizá no te has dado cuenta de la verdadera importancia de prestarle atención a tus pensamientos. Nuestro cerebro procesa alrededor de 60.000 pensamientos en un día normal. Quizás sean más en un día de excesiva ocupación… quizás sean menos en un día de descanso. En definitiva, unos dos pensamientos cada 3 segundos. Cada uno de los pensamientos que tenemos en el día, tiene un origen. Ciertamente existe un trasfondo mucho más profundo. Tan profundo como la MENTE SUBCONSCIENTE. Sí, has oído bien. 

Déjanos que te contemos cómo trabaja tu mente. Es como la caja de los tesoros. En ella guardamos experiencias, sentimientos, emociones, pensamientos… y en general información que almacenamos desde nuestra niñez. La mente subconsciente acepta lo que su consciente cree: no discute, se limita a responder. Así trabaja tu mente. El poder del subconsciente es enorme. Nunca duerme, nunca descansa. Controla los procesos vitales y las funciones de nuestro cuerpo. 

Es hora de comenzar a cuidar tu mente consciente, sabiendo que el subconsciente se manifiesta de acuerdo a tus pensamientos habituales. Por lo tanto, si cambias las percepciones que tienes en el subconsciente, cambiará tu realidad. 

Recuérdalo, es tu mundo interior (pensamientos y sentimientos) el que crea tu mundo exterior. Somos, por tanto, lo que vivimos y pensamos. Y cambiar tu manera de vivir y de percibir el mundo es la clave para transformarte.

Por este motivo es esencial que tomes las riendas de tu vida e inicies un cambio de actitud desde tu manera de pensar. Te invitamos a dejar atrás pensamientos negativos, derrotistas o basados en hechos que no han sucedido y que probablemente nunca sucedan. Deja de pensar en lo que no deseas que ocurra y decídete a crear una realidad distinta.

Nuestro pensamiento puede ayudarnos a construir una vida mejor, con más bienestar y felicidad. El pensamiento es, sin duda, nuestra apuesta para crear un futuro mejor. Te mereces ser feliz. Comienza por llenar tu corazón de pensamientos apreciativos y conéctate con la abundancia. 

Cuida tu vida desde el pensamiento y tu vida cuidará de ti. 

Funte: Silvia Escribano, a través de LinkedIn

 

Deje un comentario