Cuando emprendes te enfrentas a un camino lleno de retos. En una primera fase tendrás que trabajar el branding, todo lo relacionado con tu marca. Este apartado engloba desde la misión, visión y valores hasta el apartado que hoy abordaremos: el naming de la empresa.

¿Qué es? ¿Tiene tanta importancia? ¿Cómo elegir un buen naming?

Sigue leyendo y saldrás de dudas.

 

¿Qué es el naming?

 

El naming hace referencia a las estrategias y técnicas de marketing que rodean a la elección del nombre de la marca o de la empresa.

¿Por qué es tan importante el nombre de marca?

Muchos emprendedores en su afán se superar rápido las primeras fases del emprendimiento, eligen un nombre de empresa improvisado. Sin prestar mayor atención al proceso.

Error. El naming de la empresa es clave.

En el mercado actual, la marca es uno de los mayores activos para los negocios. Reforzarla debería ser un objetivo prioritario.

El naming, la estrategia que rodea la correcta elección del nombre, es indispensable. No hay excusas.

¿Quieres ser recordado o pasar desapercibido?

Piensa en una marca de colchones. Rápido. ¿Cuál te viene a la cabeza? Seguramente no ha llegado a tu mente “Colchones Pedro González S.L.”, probablemente hayas pensado en “Pikolin” o en “Flex”. ¿Me equivoco?

El naming no lo es todo, pero juega un papel decisivo. Trabaja el naming, elige un nombre memorable y tus clientes te recordarán para siempre.

¿Cómo abordar la estrategia del naming en la empresa?

Manos a la obra. Toma nota de estos consejos, te servirán para elegir el nombre de tu empresa.

Identifica a tu público objetivo

No nos cansaremos de repetirlo: debes conocer a tu público objetivo desde el minuto uno.

Este es el primer paso del naming. Porque no es lo mismo orientarse a un público adulto mayoritariamente femenino (cosmética de lujo) que a un perfil joven y masculino (videojuegos).

Piensa en lo que deseas transmitir

Antes de utilizar técnicas o herramientas para el naming, dedica tiempo a cuadrar el puzle de tu empresa.

Revisa la misión, la visión y los valores de la empresa. ¿Qué deseas comunicar a tu público objetivo?

Usa técnicas creativas de nombres de marcas que han funcionado

Estudiar los casos de éxito, en lo que a nombres de marcas de refiere, te hará más fácil el camino. ¿Cómo han creado sus nombres las marcas de referencia?

  • Onomatopeyas: recrea sonidos. Es el caso de Crunch, la conocida marca de cereales.
  • Fonosimbolismos: asocia el sonido de la marca a un significado. Sveltesse comunica ligereza, frescura y naturalidad gracias a sus consonantes fricativas.
  • Yuxtaposiciones: combina dos palabras. Infoautónomos es un buen ejemplo.
  • Duplicando letras: capta la atención y refuerza el mensaje. Google, Exxon, Kellogg´s, Zappos o Coors utilizan esta técnica.

Hay muchas más técnicas de naming: la personificación, la metáfora, el simbolismo, la fusión de palabras, la composición…

Sé creativo en tu naming

Que conozcas y aproveches las técnicas de naming no significa que “copies” los nombres o que recurras al camino fácil. ¡Todo lo contrario!

La creatividad debe imponerse durante el naming para que el nombre de tu marca tenga el peso necesario y cumpla con el objetivo marcado.

Empieza por la clásica “tormenta de ideas”. Escribe el mayor número de palabras que representen a tu empresa. Con ellas, y con las técnicas anteriores, podrás generar buenas ideas de nombres de marca.

Fuente: infoautonomos.com

 

Deje un comentario