En los últimos días se han detectado llamadas a usuarios suplantando la identidad de la Seguridad Social, en las que se les solicita un código que han recibido a través de SMS en sus dispositivos móviles. En la llamada se indica al usuario que es un código de verificación para recibir la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 pero en realidad es el código de verificación que envía WhatsApp para poder iniciar sesión desde otro dispositivo.

Recursos afectados

Usuarios que hayan recibido la llamada y hayan facilitado el código de verificación.

Solución

Si has sido víctima y tu cuenta de WhatsApp ha sido robada, es decir, has facilitado el código de verificación recibido a través de un SMS, y a continuación, has detectado que has perdido el acceso a tu cuenta, te recomendamos que trates de contactar con los administradores de WhatsApp para intentar recuperar el control de tu cuenta. Aunque es un proceso que puede durar algunos días, es la mejor solución. En la siguiente página de ayuda de la propia aplicación encontrarás más información sobre cómo hacerlo: Cómo recuperar tu cuenta.

En ocasiones estas cuentas robadas son usadas por los ciberdelincuentes para intentar hablar con tus contactos y robarles su cuenta de WhatsApp con la misma técnica. Por lo que es importante que si has sido víctima, de manera adicional, avises a tus contactos de lo ocurrido por otra vía (llamada telefónica, email, red social, SMS, etc.), para que así, sean conscientes de que no eres tú, ni el que les está escribiendo, ni solicitando su código de verificación.

Si el problema no se ha solucionado tras reportar la situación a la propia aplicación, otra opción a la que podrías recurrir, aunque más drástica, sería contactar con el proveedor de servicios de Internet para realizar un cambio de número. No obstante, entendemos que esta no es la opción más deseada.

Por último, siempre puedes denunciar esta situación ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y si necesitas más información, puedes llamar a la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017, gratuita y confidencial.

Hay una serie de medidas que puedes aplicar y que evitarán que caigas en el engaño:

  1. No compartir nunca el código de verificación. Si alguien te lo solicita, desconfía. Contrasta la información con entidades oficiales o llamando directamente a tu centro de salud para informarte.
  2. Activar la verificación en dos pasos. WhatsApp dispone de una función que permite añadir una capa extra de seguridad para evitar que terceros puedan configurar tu cuenta, incluso si disponen de tu código de verificación. Se trata de un código adicional que sólo tú conoces y que en ningún caso deberías compartir con nadie. Este código lo solicita la aplicación en distintas situaciones entre la que se encuentra la configuración de la app en un nuevo dispositivo. Encontrarás cómo habilitar dicha funcionalidad en el artículo ‘Cómo administrar los ajustes de la verificación en dos pasos’.
     

Detalles

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más utilizada en todo el mundo, lo que la convierte en un objetivo para muchos ciberdelincuentes. El secuestro o robo de cuentas de WhatsApp es una técnica muy utilizada en los últimos meses para el robo de información personal y suplantación de los usuarios y funciona de la siguiente forma:

  1. Un ciberdelincuente configura en un smartphone la aplicación con el número de teléfono de su víctima. 
  2. Como WhatsApp solo permite tener un perfil por número de teléfono, el ciberdelincuente se apoya en técnicas de ingeniería social para conseguir el código de verificación que el usuario víctima recibe a través de un SMS y que es necesario introducir para finalizar la configuración de la aplicación en el nuevo dispositivo. 
  3. En este caso se realiza a través de una llamada telefónica poniendo como excusa una cita para la tercera dosis de la vacuna contra la COVID19. Es posible que el ciberdelincuente esté en posesión de más datos personales de la víctima.
  4. Finalmente, para que la víctima recupere el acceso a su cuenta, el ciberdelincuente podría solicitar realizar un pago económico a cambio de devolverle el acceso.

Deje un comentario