El intento de fraude conocido como ‘estafa de la maleta retenida”’ o ‘fraude de la maleta’ se está distribuyendo a través de canales de mensajería online y redes sociales, como WhatsApp, Twitter, Messenger o Facebook. El ciberdelincuente se hace pasar por un familiar o amigo que supuestamente está en el extranjero. Este le indica que se encuentra de camino a España y tiene las maletas retenidas en un aeropuerto extranjero o que ha perdido el vuelo por diversas circunstancias, pero las maletas están de camino a España. Es en este momento cuando el estafador le pide al usuario que haga una trasferencia bancaria con una cierta cantidad de dinero a la cuenta que se le facilita, solicitándole que ponga en el concepto ‘costes de aduana’ para que así le puedan enviar a España las maletas.

Recursos afectados

Usuarios que hayan recibido el mensaje y hayan realizado el pago según las indicaciones del estafador.

Solución

Si has recibido un mensaje de estas características y has aceptado el envío de dinero, realiza los siguientes pasos:

  • Denuncia lo ocurrido ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), recopilando todas las evidencias y pruebas de las que dispongas (conversaciones, mensajes, correos electrónicos, números de contacto, etc.). Si necesitas más información, puedes llamar a la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017, gratuita y confidencial o contactar a través de los canales de chat Whatsapp y Telegram.
  • Contacta lo antes posible con tu entidad bancaria para informarles de lo sucedido. Presenta la copia de la denuncia en la entidad bancaria y realiza la reclamación para intentar recuperar el dinero.
  • Reporta a la plataforma (WhatsApp, Facebook, Instagram, Messenger, etc.) donde el ciberdelincuente se puso en contacto contigo, la situación que se ha producido y/o el perfil que ha llevado a cabo la acción fraudulenta.
  • En caso de haber facilitado datos personales (DNI, nombre y apellidos, teléfono, etc.), realiza egosurfing periódicamente para comprobar si han aprovechado esta situación para suplantar tu identidad en algún servicio de Internet o llevar a cabo acciones maliciosas en tu nombre. Si, tras haber hecho egosurfing (es decir, una búsqueda de tu nombre y otros datos personales en el buscador), encuentras algo con lo que no estás conforme o se está ofreciendo indebidamente información sobre ti, puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y supresión al tratamiento de tus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos te proporciona las pautas para que los puedas ejercer.

Evita ser víctima de fraudes de este tipo siguiendo nuestras recomendaciones:

  • Haz comprobaciones sobre el usuario con el que estás interactuando.
  • Si al chatear con la persona, esta no te inspira confianza o dudas de su autenticidad, contacta por otros medios con tu amigo o familiar para cerciorarte de si es cierto lo que le está ocurriendo.
  • Si descubres que tu familiar o amigo no están en esa situación, no sigas sus indicaciones e ignora sus mensajes y bloquea al contacto que te ha enviado el mensaje.
  • Contacta con la empresa (aerolínea, en este caso) a través de los canales oficiales para contrastar la información. Ningún agente público, ni agente aeroportuario te solicitará el depósito de dinero.

Detalles

Este nuevo intento de estafa se estaría llevando a cabo, principalmente, a través de canales de mensajería online y redes sociales donde cualquier usuario puede crear un perfil virtual. Los ciberdelincuentes, a través de estos canales, consiguen la información de la posible víctima y se hacen pasar por un amigo o familiar suplantando su identidad.

Una vez tienen la información, el modus operandi que siguen es el siguiente:

  1. En primer lugar, contactan con la víctima enviando un mensaje de texto a través de los canales mencionados anteriormente en los que suplantan la identidad de un conocido. Le ponen en alerta avisándole que están viajando a España y las maletas se han quedado en el aeropuerto extranjero, o bien que han perdido el vuelo por diversos motivos, como por ejemplo, por problemas con el certificado COVID, y las maletas están viajando a España.
  2. En segundo lugar, una vez han convencido a la víctima, le comunican que para poder recuperar sus maletas necesita que realice un pago de una cierta cantidad de dinero (500€, 1000€, 1500€, etc.) a una cuenta bancaria y que ponga en concepto ‘costes de aduana’. En ciertas ocasiones para resultar más creíble la historia, acompañan los mensajes con una llamada telefónica en la que se hacen pasar por agentes/funcionarios de aduanas.
  3. Por último, una vez se ha realizado el pago desaparecen sin dejar rastro alguno

Fuente: OSI. Oficina de SEguridad cdel Internauta

 

Deje un comentario