Casarse no es solo un acto simbólico de la unión de una pareja, sino que es un verdadero negocio jurídico inscribible en el Registro Civil. Al matrimonio se le reconocen una serie de obligaciones y derechos, como la capacidad de heredar del otro sin que medie testamento. A pesar de que la evolución social ha ido forzando la equiparación legal gradual entre casados y parejas de hecho (una de las recomendaciones del Pacto de Toledo es diluir las diferencias en materia de pensión de viudedad), siguen existiendo una serie de ventajas económicas y laborales asociadas exclusivamente a la unión legal que pueden ayudar a decidir a dar el paso.

Veamos cuales

Cualquier negocio debe crear valor de forma constante. Se maximiza el valor existente y se crea nuevo valor. Esas dos palancas deben ser la clave para el crecimiento del negocio. La primera se vincula con la eficiencia. La segunda con la innovación.

Según el estudio “El valor de la auditoria de cuentas para las pymes en España”, concluido en 2019 por un equipo de profesores de la Universidad de Cantabria, los bancos mantienen una mejor predisposición a facilitar financiación a las empresas auditadas.

Las pymes que se auditen muy probablemente tendrán mejor acceso al crédito, sobre todo en estos momentos de hibernación de la economía en España, producida por la crisis del coronavirus, en donde las empresas han disminuido drásticamente los ingresos. Para lograr que las pymes arranquen sus negocios, será más necesario que nunca contar con líneas de crédito bancarias que mantengan la liquidez y la capacidad de compras y pagos, así como del empleo, hasta que vuelvan a funcionar con un mínimo de normalidad.

A partir de ahora, las empresas tienen la responsabilidad de prestar apoyo adicional en la información que facilitan para la toma de decisiones, con el objetivo de que los consumidores vulnerables no vean limitada su accesibilidad.

Por primera vez se incluye en una norma de forma expresa la obligación, por parte de las empresas, de prestar los apoyos necesarios a los consumidores vulnerables para que puedan comprender correctamente el contenido de los contratos que firman.

El ahorrador español sigue siendo conservador. Prueba de ello es que las familias españolas mantienen casi 900.000 millones de euros en depósitos bancarios, según las últimas cifras publicadas por el Banco de España.

Pero los españoles no solo son, en su mayoría, conservadores en el ahorro, también son tradicionales en la inversión. Y es que, según datos de Inverco, el 40% de los hogares de nuestro país ahorra en planes de pensiones, un producto que está destinado específicamente para la jubilación y que no resulta ventajoso para todos los perfiles de ahorrador.

En la actualidad, el mercado ofrece diferentes mecanismos para incrementar el ahorro a largo plazo, que han de ser utilizados en función de las necesidades y objetivos financieros de cada ahorrador. Por ello, no siempre el mejor producto para tener una renta adicional durante la jubilación es un plan de pensiones, ya que estos cuentan con ciertas limitaciones

El Gobierno ha llegado a un nuevo acuerdo con los agentes sociales para prorrogar los ERTE desde el 1 de febrero hasta el 31 de mayo basados en causas relacionadas con la COVID 19

Esta tercera prórroga reconoce de nuevo exoneraciones a empresas que sean titulares de los mismos y pertenezcan a sectores con una elevada tasa de cobertura, si bien en este caso se han ampliado los criterios objetivos lo que da lugar a la incorporación de nuevos CNAE y a la cobretura de más de 50000 personas trabajadoras más.

A estas alturas ya sabemos que conseguir un cliente nuevo es mucho más caro, hasta cinco veces más, que fidelizarlo. Por eso, el mejor consejo que puedes escuchar es que implantes en tu negocio un programa de fidelización de clientes.

En cualquier negocio siempre se mira a la competencia, así que antes de establecer tu propio sistema puedes observar, estudiar y analizar sus programas de loyalty.

Para unos, una época que borrar del mapa empresarial; para otros, un tiempo de oportunidades en el que aprender importantes lecciones.

El COVID-19 ha puesto en jaque a toda la sociedad, incluidos autónomos y empresas.

Pero de todo podemos extraer una lección, ¿nos quedamos con lo bueno?

A continuación te mostraremos lo que hemos aprendido de 2020 en el entorno del emprendimiento.

En el BOE de 31 de diciembre de 2020, se ha publicado la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 (en adelante LPGE), en vigor el día 1 de enero de 2021. En el ámbito tributario, la mayoría de las normas se contienen en su título VI –arts. 58 a 84, ambos inclusive–, y muchas de las medidas que incorpora son las que habitualmente recoge esta norma: en el IRPF, escala general del impuesto, tipos del gravamen del ahorro, escala de retenciones e ingresos a cuenta aplicable a los perceptores de rentas del trabajo y escalas aplicables a los trabajadores desplazados a territorio español; escala por transmisiones y rehabilitaciones de grandezas y títulos nobiliarios en el ITP y AJD; escala estatal del IP; determinación del interés legal del dinero y del de demora, determinación del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM); establecimiento de las actividades prioritarias de mecenazgo y de los beneficios fiscales aplicables a diversos acontecimientos que se califican como de excepcional interés público o regulación y actualización de determinadas tasas de ámbito estatal.

No obstante, también introduce cambios pero no de gran calado, que afectan a algunas de las distintas figuras del sistema impositivo español, destacando principalmente los relativos al IRPF (limites de reducción en la base imponible de las aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social; al IS (limitación en la deducibilidad de gastos financieros, limitación de la exención sobre dividendos y rentas positivas derivadas de la transmisión de valores representativos de los fondos propios de entidades residentes y no residentes en territorio español y modificación, una vez más a lo largo de este año, de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales); al IVA (lugar de realización de determinadas prestaciones de servicios) y al IP (mantenimiento con carácter indefinido de su gravamen).

A continuación se agrupan, clasificadas por materias, las principales medidas tributarias que se recogen en la mencionada Ley.

Páginas