La asimetría e ineficiencia de los mercados de capitales justifica el deber de dedicar recursos a la RSC.

Dentro de la literatura económica, uno de los debates con mayor peso es (y fue) el que plantea el choque entre la ética empresarial y la maximización del beneficio.

El directivo debe incorporar la validación como una disciplina en sus responsabilidades. Aunque sea de sentido común, la visión panorámica de las cosas puede llegar a un alejamiento peligroso de lo que se realiza en la empresa. Validar no es controlar, sino ratificar que las acciones siguen de forma lógica y alineada al mercado y a la organización.

Según la RAE, disrupción signica “rotura o interrupción brusca”. “Un proceso o un modo de hacer las cosas (...) que se impone y desbanca a los que venían empleándose”, añade la Fundación del Español Urgente. El concepto en este contexto está ligado a la innovación y a la tecnología. Por tanto, podríamos –en este marco- definir ‘innovación disruptiva’ como aquella que supone una ruptura en relación con productos y/o procesos existentes hasta ese momento, a los cuales reemplaza.

Los autónomos y empresarios que cuenten con personal en plantilla deben conocer una reciente novedad en materia de derechos laborales. Al término del pasado mes de octubre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminaba que los trabajadores de cualquiera de los estados miembros tiene derecho a aplazar y acumular las vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas siempre que el empresario o autónomo lo haya imposibilitado. 

Necesitamos un nuevo modelo productivo». «Sin innovación no hay futuro». «¡Hay que apostar por la industria 4.0!». ¿Les suenan estos eslóganes? Probablemente sí, porque a los responsables políticos y empresariales se les llena la boca con ellos. Y sin embargo, al lado de tanta retórica, los datos que año tras año vamos conociendo sobre la realidad de nuestros sistemas de innovación y cambio técnico no pueden ser más decepcionantes.

Páginas